Siempre resulta interesante, la historia de la vida de personas que mediante su esfuerzo individual y talento hicieron aportaciones trascendentes en beneficio de la sociedad. El nombre del doctor Ricardo E. Manuell (1867 – 1949) está ligado fuerte y brillantemente a la historia de la medicina en México. Muchos son los escritos y reconocimientos que se han hecho por sus actividades y logros.

Desde 1901 comenzó sus actividades como profesor de varias asignaturas en la Escuela Nacional de Medicina, donde impartió la materia de Clínica Propedéutica Médica hasta 1937. Más de 35 años se dedicó a forjar médicos, algunos tan brillantes como los doctores Ignacio Chávez, Conrado Zuckerman y Abraham Ayala González, entre otros. Su vida dentro de los hospitales no sólo lo encaminó hacia la enseñanza de sus alumnos y el cultivo de su sagaz observación (que mereció el haber sido llamado "el mejor ojo clínico de México"), sino que dio en todo momento, muestra de su inquieto espíritu y su extraordinario talento como científico y como investigador.

Como investigador y luchador incansable en la búsqueda de fármacos que atendieran enfermedades como la tuberculosis, elVideo de Nuestros 85 años bocio, la sífilis y las infecciones en general, fundó el 21 de enero de 1929 Laboratorios Manuell S.A. para la producción de sus propias fórmulas y así poder contribuir en la reducción de la gran dependencia que existía en ese entonces de los descubrimientos y productos importados. Laboratorios Manuell se honró de celebrar en el 2014 su 85 aniversario de actividad ininterrumpida, el cual fue dirigido, después del fallecimiento de nuestro fundador por su hijo y actualmente por su nieta, ofreciendo productos de calidad para la sociedad mexicana.

En este contexto, la continuidad hubiera resultado impensable sin el empeño del Dr. Sergio Manuell, hijo de nuestro fundador, quien asumió la dirección de la empresa. Gracias a él, se impulsó la investigación para el desarrollo de moléculas, lo que generó el lanzamiento de los medicamentos Carzilasa y Ridasa (ahora RD Nuverasa) y otros productos que se diseñaron para responder a las necesidades de los mercados público y privado en las líneas de suplementos alimenticios, materiales de curación y productos higiénicos.

En la actualidad, bajo el liderazgo de nuestra directora, la QFB Magalie Manuell, trabajamos a partir de los principios forjados en aquellos históricos momentos, además de seguir contribuyendo al mercado farmacéutico nacional con más de 15 productos. Esto no sólo constituye un signo de nuestra calidad, sino también un motivo de orgullo para la industria farmacéutica de nuestro país, reconocida a través del trabajo de uno de sus actores principales, el médico.

Es así que a través de las distintas etapas en la historia de la industria farmacéutica mexicana, Laboratorios Manuell, ha representado la constancia mediante un proyecto basado en un concepto humanista de salud. Durante poco más de ocho décadas hemos recurrido a nuestros valores, filosofía y experiencia para brindar medicamentos de alta calidad al alcance de la población, con el respaldo de la investigación clínica y el compromiso de la actualización permanente.